PRESENTACIÓN


¡¡Y UNA EME!!

De México // Mito // Mujer // Muerte

Una mujer llamada Frida con un amante ruso llamado Trotsky, un amante narco, en una casa de lujo, en el medio de un desierto… hoy.


Antífrida con acento

busca homenajear a aquella Frida como una tragedia griega entre hermanas y hombres: una suerte de Antígona Azteca que nos canta desde lo lejos… Pero Anti/Frida sin acento quiere posicionarse en contra: ¿Por qué Frida se estampa en millones de camisetas y cojines?

El Bien y el Mal se contraponen y evolucionan de un lado a otro junto a una presencia invisible de Amor, Sangre y Tierra. El clásico: Blanco contra Negro. La presencia Roja. El íntimo dorado.


ANTI-

Contrario a lo esperado:
Contrario a lo esperado de Frida.
Contrario a lo esperado de la Ópera.

Antiópera como las Antípodas de un mismo planeta, rebeldes y furiosas.


Basada en la obra de teatro

El narco negocia con Dios“ de Sabina Berman, adaptada a libreto y con música y dirección de Ángel del Castillo.

No se basa en la vida de Frida sino en sus entrañas.
No es un paseo, sino una penetración.
No es el Musical de Frida:

es la Antiópera de Antífrida.


COMPOSICIÓN Y DIRECCIÓN
Ángel del Castillo

REPARTO:
FRIDA.- Pilar Moráguez

DIEGO.- Juan Noval-Moro

CRISTINA.- Guillermina Gallardo

TROTSKY.- John Heath


NOTAS DEL DIRECTOR

Escuchamos Frida y puede ser una flor, un entrecejo. Puede ser dolor. Qué capacidad la de ella de definirse tan bien…

Escuchamos Antífrida y podemos pensar en Anti- como algo en contra o en una mezcla de Antígona y Frida. No vamos mal. Pero no es tan fácil de aclarar…

En escena hay una mujer de 40 años que se llama Frida, pero todo ocurre hoy. Su marido se llama Diego, su amante Trotsky y su hermana Cristina. Qué casualidad, como aquella otra Frida.

Sin poder evitarlo las asociaciones se disparan, el amor obsesivo y romántico, y sobre todo la desigualdad de género en el lenguaje en un aspecto tan claro como el del adulterio: a ella se le llama guarra como inmoral y a él no porque si quisiéramos aplicar criterios de moralidad en algo así, la palabra guarro solo nos ofrece poder hablar de higiene, de limpieza…

Frida es mexicana, emocional a solas, racional en compañía. Adúltera.

Diego está deprimido y es fármaco-dependiente.

Cristina es rígida, moral, envidiosa. Correcta de cara a la galería.

León es un narco, pero honesto, sincero, empático.

El Bien y el Mal se contraponen en esta antiópera basada en la obra “El narco negocia con Dios” de la dramaturga mexicana Sabina Berman. Los que parecen malos quizás no los son tanto, los buenos quizás se quitan la careta.

Es una obra de transiciones, de locura, de clichés. Una mezcla continua de lo profundo y sagrado con lo frívolo y cómico. Una tragedia en toda regla con la que intentar reír es posible si nos gusta el humor negro.

Antífrida es una mujer universal que está cansada de ser manoseada, de verse en camisetas y cojines y ha venido a cantarnos las 40, al cumplir los 40.

¿Qué nos pasa al escuchar la palabra guarra y por qué no tiene equivalencia en masculino?

¿Qué nos queda de la Frida original y su dolor?


ANTÍFRIDA:

el Mito Mexicano y la Cultura de la Guarra.