SINOPSIS

ACTO I

Dos mujeres y un hombre discuten, son Frida, su hermana Cristina y su marido Diego, que llevan 11 años casados y han llegado a un punto de simple convivencia y conveniencia. Diego está deprimido y abusa de los tranquilizantes y Frida tiene un amante, con consentimiento de Diego, un narcotraficante ruso que mantiene el nivel de vida de la pareja, incluso acaba de pagar la casa nueva en la que se encuentran.

El narco está a punto de llegar y Diego y Cristina, que ya se habían marchado vuelven varias veces a la casa con diferentes excusas. Frida, exasperada con el trato crítico y duro de su hermana, acaba por explotar y decide contarle lo que parece no saber: que tiene un amante ruso que paga todo y que Diego lo consiente.
Cristina es cada vez más dura pero poco a poco vamos intuyendo cómo también esta parece tener una aventura con Diego.En un momento de gran tensión mientras los tres discuten, Diego lanza una Biblia a la cabeza de Frida, que al pasar junto a la ventana pierde el equilibrio y cae al vacío muriendo.

ACTO II

Cristina y Diego entran en la sala cargando el cuerpo de Frida envuelto en un mantel rojo y la Biblia. El narco va a llegar de un momento a otro. Entre más tensiones dejan a Frida en la bañera y Diego piensa que lo mejor es que Cristina descuartice a su hermana mientras él entretiene al narco y planean una salida.

León, el narco, llega y vemos que Diego y él se conocían. Dialogan y León sugiere que sería una buena idea normalizar la relación entre ellos y llevarse bien.
León sube al baño de arriba y aparece Cristina con un nuevo plan y cocaína que ha encontrado de su hermana: adulterar la cocaína hasta hacerla tóxica y darle a probar al narco para que muera también.

ACTO III
Diego y León filosofan de manera contrapuesta sobre la vida, la corrupción y la moralidad, y León acaba confesando que Frida siempre estuvo enamorada de Diego. Este no lo puede creer y llora. Se adivina en León un atisbo de sensibilidad.
Diego no olvida el plan e insiste en que León pruebe la coca pero el narco se resiste. Suena el teléfono móvil de León y los guardaespaldas del narco, que están afuera y que tienen las líneas telefónicas pinchadas, le informan que en la casa hay una mujer que no es Frida y que está tratando de llamar a la policía.
León con brutalidad exige a Diego que confiese quién hay en la casa. Ambos forcejean y caen al suelo rodando, momento que aprovecha Cristina para entrar y golpear con la Biblia de antes al narco, al que matan.
Diego y Cristina se sientan en el diván rojo, desorientados y beben el champán que tenía preparado Frida para su encuentro con León.